Buenas prácticas SEO, posicionamiento web

SEO: buenas prácticas

El SEO es como la comida y el agua para un sitio web. Existen infinitas maneras de afrontar y de realizar el posicionamiento web, no hay una receta única, pero no siempre se apuesta por la más acertada. Cuando esto ocurre, además de no conseguir la meta final, se corre el riesgo de ser penalizado por Google. Violar las directrices del buscador más utilizado en el Mundo a nivel general puede hacer desaparecer tu sitio web de las primeras posiciones. Y ya se sabe que si no apareces en Google prácticamente es como si no existieses.

Realizar una buena estrategia de contenidos:

Los Webmasters y los expertos en SEO tienen un dicho: “El contenido es el rey”. El contenido de un sitio web, incluso más que sus productos, es lo que atrae a los visitantes. Hay dos aspectos fundamentales a analizar cuando se estudia el contenido de una web: cantidad y calidad.

La calidad hace referencia a la riqueza del contenido. El texto debe estar bien escrito, sin errores, ser rico en palabras clave, informativo e interesante. Hay que evitar los textos que únicamente buscan el posicionamiento, con contenido vacio y poco relevante para los lectores.

La cantidad, por otro lado, hace referencia a la actualización de los contenidos. Un usuario puede consultar un artículo informativo una vez, o incluso dos o tres veces, pero si el contenido del sitio web nunca se actualiza, con el tiempo, no habrá ninguna razón para que vuelva. ¿Con qué frecuencia se debe añadir nuevo contenido al sitio? Aquí es donde los expertos difieren. Algunos dicen que una vez por semana suele ser suficiente. Otros dicen que dos veces al día, por lo menos. Depende de la naturaleza del sitio; un blog comercial de un sitio web debe ser actualizado una vez – o incluso dos veces – por día. El contenido estático, sin embargo, se puede variar una o dos veces a la semana.

Hay que hacer cambios constantes en la página:

“No puedes quedarte estancado y pensar que vas a poder competir sin realizar actualizaciones”, afirma Miguel Ángel Juan, consultor SEO, especialista en posicionamiento Web SEO y SEM. Los cambios no tienen que ser drásticos, pero es importante reformular cada “x” tiempo el código de la página y sus contenidos. El SEO es una carrera de fondo, hay que evitar las prisas.

Aspectos técnicos:

La URL debe dotar de significado a los contenidos. Es fundamental resaltar en la Url las palabras clave, siempre y cuando parezca natural y no lleve a la desconfianza del usuario. Además, se deben resaltar las keywords en el primer párrafo, en las dos o tres primeras oraciones, para que los motores de búsqueda relacionen el contenido con el título.

El uso de encabezamientos H1-H2 también es importante, ya que con ello se consigue que la lectura sea más fácil y agradable. Tampoco hay que olvidarse de la optimización de las imágenes. Una imagen puede explicar mejor el contenido que el propio texto, por eso, es necesario incluir el atributo alt, ya que con esta etiqueta los buscadores pueden saber cuál es la temática de la imagen. Además, los nombres de archivo de las imágenes deben tener significado, ya que los buscadores pueden leerlos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>