¿Sabías que Google puede hacer que tu web desaparezca de los resultados de las búsquedas?

Es algo que sucede cada día, y no hay una explicación que sirva para siempre, ni para todos los casos por igual. Lo que funciona hoy puede que no funcione mañana. De hecho, podría ser dañino para el sitio.

¿Qué penaliza Google?

Pese a que la lista suele ser cambiante, aquí os dejamos algunos “pecados” que no son bien vistos por Google:

1 – Comprar enlaces:

Hoy en día proliferan los anuncios de empresas “especializadas” en SEO que prometen cientos de enlaces y un ranking en los primeros puestos de los motores de búsqueda a cambio de honorarios insignificantes y en un plazo escasísimo de tiempo.

¿Qué se debe hacer ante un anuncio de este estilo?

Ignorarlo. Este tipo de enlaces suelen ser spam y estar incluidos en sitios de mala reputación. Obtener un enlace de esta manera es como ir a una entrevista de trabajo con una carta de recomendación falsa. Y no importa cuán inteligentes digan que sean. Algunas de estas compañías afirman que nunca serán descubiertas por Google, porque todos los enlaces spam están apuntando a una página intermedia, a partir de la creación de una “pirámide de enlaces” que se supone que protege a la web.

Podría funcionar por un tiempo. El problema es que Google está evolucionando constantemente. Si no te atrapan hoy, te atraparán en algún momento en el futuro. Siempre lo han hecho.

¿La mejor política?

No compre o venda enlaces. Lo barato suele salir caro en temas de posicionamiento web; las prisas y las urgencias por ser el primero tampoco son las mejores aliadas.

2- Unirse a directorios de enlaces erróneos

Si tu sitio web aparece con frecuencia en directorios de autoridad relacionados con su materia o su contenido no habrá ningún tipo de problema; en cambio, si todos los enlaces provienen de páginas con enlaces a miles de sitios inútiles, sí que pueden producirse penalizaciones.

La mayoría de los directorios que permiten incluir enlaces sin filtro suelen convertirse en repositorios para la “chatarra”. Incluso si tu sitio es totalmente legítimo, puedes ser culpable por asociación ilícita.

3- Comercializar con los artículos

Hace años se podía escribir un artículo, modificar mínimamente su contenido y enviar esas versiones “distintas” a diferentes sitios web a cambio de un enlace de vuelta. Google aceptaba las diferentes variaciones como artículos totalmente únicos, sin penalizar a la página por contenido duplicado. Con el paso de los años su algoritmo se ha ido refinando para detectar artículos con pequeñas variaciones. Los artículos que se utilizaban para mejorar el ranking durante años ahora están cayendo en picado, porque Google los reconoce por lo que son: spam.

Eso no quiere decir que escribir para otros sitios sea una mala idea. Es más, escribir artículos totalmente originales en otros blogs o medios digitales relacionados con la temática del sitio web y conseguir enlaces es una de las mejores formas de posicionarse. Lo que se penaliza es la duplicación de contenido para sitios sospechosos llenas de artículos escritos por “don nadie”. Una vez más Google puede sancionar a tu web por asociación ilícita.

Cualquier empresa puede aprovecharse de los beneficios que aporta el SEO local. Desde la nueva actualización del algoritmo de Google en 2014, conocida como “Pigeon”, la importancia del SEO local ha crecido exponencialmente. Por eso es importante preguntarse ¿A qué se debe ese cambio?:

Google potencia los negocios locales

Con los años, Google ha demostrado un ligero favoritismo por las empresas pequeñas y ágiles. Pese a que para el posicionamiento tiene mucho peso la historia y la autoridad de una marca, Google premia a los pequeños negocios que hacen bien las cosas y que ayudan a mejorar la experiencia del usuario apareciendo en las búsquedas locales.

Con el “boom” de los smartphones y las posibilidades de geolocalización se ha multiplicado la actividad relacionada con las búsquedas locales. Es fundamental que los pequeños negocios locales estén presentes en Google My Business (plataforma enfocada a los negocios locales que ayuda a su visibilidad en Internet), que cuenten con una web responsive, y que estén dados de alta en directorios locales.

Hay que animar a los clientes para que publiquen comentarios acerca de su negocio en directorios locales como Yelp o TripAdvisor. No se pueden comprar estas opiniones, ni se deben solicitar de cualquier manera, pero se les puede persuadir indirectamente. Los comentarios positivos ayudan al aumento de la popularidad del negocio, aumento su reputación online y su visibilidad.

Google apuesta por los resultados más individualizados

Google apuesta por los resultados individualizados. Cuando un usuario está conectado a su cuenta de Google, su historial de búsqueda y su ubicación geográfica condicionan el tipo de resultados que se recuperan. A medida que los parámetros de búsqueda y recuperación de Google se vayan sofisticando, la importancia de la optimización local no hará más que crecer.

La competencia es cada vez mayor

Cada año se crean millones de sitios web. El resultado es el descenso de la visibilidad de las empresas. La competencia es cada vez mayor, por lo que los propietarios de los negocios deben encontrar pequeños nichos de destino con el fin de lograr una visibilidad relevante. Una de las formas más eficientes de hacer esto es optimizar el sitio web para las búsquedas locales. Hay que asegurarse de que la información del negocio – especialmente su nombre, dirección y número de teléfono – es el mismo en todas las plataformas. Cualquier discrepancia entre dos fuentes diferentes puede hacer caer el posicionamiento y echar por tierra todo el trabajo realizado.

SEO local: aparecer en el mapa de google en la primera página del buscador