Entradas

Las redes sociales forman parte de nuestro día a día. Las empresas no son ajenas a este fenómeno y llevan años apostando por tener visibilidad en la mayoría de los medios sociales, pero a menudo lo realizan con un enfoque erróneo, y  lo que es peor, no se dan cuenta de ello. En el siguiente artículo vamos a enumerar algunos de los errores más comunes:

Considerar las opiniones negativas como algo “malo”

Nueve de cada diez marcas cometen este error. Cada vez que reciben un comentario negativo se apresuran a responder con una excusa. Todo el mundo teme que los votos y los comentarios negativos echen a perder su reputación, pero ese es uno de los grandes riesgos que corre una empresa al entrar a formar parte de los medios sociales.

Los comentarios negativos no tienen que verse como “algo malo”, constituyen una oportunidad para mejorar los aspectos negativos de la empresa. Los clientes, especialmente aquellos con opiniones negativas, esperan que la marca les tome en serio, no les vale con una excusa o una disculpa formal. El tono o la manera en que la empresa responda al comentario puede ayudar a que el cliente infeliz mejore su percepción, y a que el resto de consumidores vean a la empresa o la marca de otro modo. Además, una empresa que tenga comentarios negativos y positivos mejora su fiabilidad a ojos de los consumidores.

Ignorar las críticas

Otro error común es ignorar o no responder a los comentarios negativos. Las redes sociales son un camino de dos direcciones. Los usuarios deben de sentirse escuchados, sea cual sea su opinión.

No realizar un uso profesional de las redes sociales

Es necesario contar con una persona cualificada para ejercer la comunicación en los medios sociales. No es un puesto que pueda desarrollar cualquiera. Si no se tienen en cuenta ese punto proliferarán las salidas de tono, los excesos de confianza, los errores ortográficos…

Además, se necesita una estrategia clara y bien definida, y unos objetivos concretos.

Utilizar las redes como elemento de autobombo

Los medios sociales no son únicamente una herramienta de publicidad y autobombo. No debe saturarse al usuario con autopromoción. Se debe buscar contenido de interés para los usuarios, aportándoles información relevante.

Utilizar la misma estrategia en todas las redes sociales

Cada red social es un mundo. Lo que funciona en Facebook no lo hace en Twitter y viceversa. Si una empresa publica constantemente lo mismo en todas sus redes los usuarios no verán la necesidad de seguirla. Hay que tener claros los atributos de cada red social y amoldarse a ellos para sacar el máximo beneficio.

Tampoco se debe estar por estar en todas las redes sociales. Cada empresa debe participar en aquellas redes en las que pueda tener un nicho de mercado.

Prositiosweb, marketing-online y gestión de redes sociales

Tres años ha durado el proyecto Google Authorship. Tres años en los que Google ha tratado de acabar con el anonimato de los contenidos en la red. Tres años en los que se ha mostrado el nombre del autor y la foto de su perfil de Google+ en la página de resultados del buscador.

Google Authorship tenía distintos objetivos: mejorar la reputación del autor y de su contenido, impulsar la plataforma Google+, y ofrecerle al usuario un valor añadido en los resultados de las búsquedas que le ayudara a tomar una elección sobre qué opción escoger.

Los responsables de Google afirmaban que: “Dentro de los resultados de la búsqueda, la información vinculada a los perfiles en línea verificados será clasificada como contenido superior a los que no posean dicha verificación, lo que se traducirá en mayores clicks”.

Pero el proyecto no ha cumplido con las expectativas generadas. Google lo ha ido eliminando progresivamente. El 25 de Junio del 2014 dejó de aparecer la foto del autor en los resultados de las búsquedas, y el 29 de agosto, Google anunció que el motor de búsqueda ya no iba a mostrar el AuthorShip en sus resultados y que tampoco iba a seguir mostrando el nombre del autor en los resultados. John Mueller, responsable de Google Webmaster, confirmó la noticia:

“He estado involucrado desde que empezamos a probar marcas de autoría y mostrarlas en los resultados de búsqueda. Hemos recibido gran cantidad de información útil de todos los webmasters y usuarios, y hemos ajustado y actualizado el reconocimiento y la visualización de la información de autoría que teníamos. Por desgracia, también hemos observado que esta información no es tan útil para nuestros usuarios como esperábamos, e incluso puede distraer la atención de esos resultados. Con esto en mente, hemos tomado la difícil decisión de dejar de mostrar la autoría en los resultados de búsqueda”.

Principales motivos:

El motivo principal de esta decisión se debe a la poca propagación y uso de la herramienta por parte de de usuarios y webmasters. La implementación del etiquetado y la correcta configuración ha sido muy baja, habiendo muchos sectores donde no se ha popularizado.

También se puede leer entre líneas y afirmar que la presencia de la foto de los autores en los resultados estaba reduciendo el volumen de clics en los anuncios patrocinados (Adwords).

Además, lo que tenía que ser un sistema que diese relevancia a aquellos usuarios experimentados en una temática, en contra de autores sin ningún tipo de experiencia o spammers, se ha convertido en un sistema impreciso. Y es que mostrar la foto o el nombre al lado de un resultado de búsqueda da una apariencia muy profesional pero no significa que quien haya escrito un determinado artículo sea un experto en la materia. Google afirma que el sistema “no mejoró sustancialmente la calidad de los contenidos”.

Google también reconoce que, una vez quitadas las imágenes de los autores en los SERPs, no se observaron grandes variaciones en las clicks. Lo que les llevó a pensar que en realidad mostrar o no mostrar el autor en los resultados de búsqueda no tenía apenas ningún valor para el usuario

La pregunta es evidente: ¿Abandonará Google su idea de encontrar una forma de identificar y establecer al autor como factor relevante entre los resultados de búsqueda, identificándolo de otras formas?.